fbpx

Ser buena madrastra es una elección

¿Eres Madrastra o estás cerca de convertirte en una?

Cuántos temores y miedos al rededor de esta figura, porque se dice cada cosa… poco alentadoras en su gran mayoría.

De entrada quiero decirte que la experiencia de otras personas no define ni definirá tu propia experiencia, supongo que a estas alturas sabes que eres la única creadora de tu propia realidad así que tienes el poder maravilloso de elegir cómo te relacionas con las personas de tu entorno, incluyendo tus hijastros.

Sabemos que el amor todo lo puede, esto es cierto, pero debe estar acompañado de intención, compromiso y acciones coherentes.

Una Madrastra “Amorosa”, es aquella mujer que:

Es segura de sí misma

Se ama y confía tanto en lo que es, que no siente competencia por el amor de nadie.

No malgasta su tiempo comparándose con otras personas

No permite que las comparaciones que hacen los demás le afecten.

Comprende que sus decisiones influyen, lo quiera o no, en el desarrollo de los hijastros y por lo tanto antes de dejarse llevar por sentimientos y sensaciones conflictivas, opta y elige aquellas que le permitan ver posibilidades, abrir caminos y construir vínculos sólidos.

Si aún no te sientes formando parte de este grupo de Madrastras Amorosas y:

Sientes miedo con mucha frecuencia

Te comparas con la ex de tu pareja

Sientes resentimiento y rabia

Ves en los demás mas defectos que virtudes

Te sientes angustiada y agotada,

Te invitamos a realizar una revisión profunda, reveladora y transformadora de ¿Quien estas siendo en este momento que te impide conseguir la paz y tranquilidad que mereces? no es vida vivir en constante angustia y estrés. ¡Hazte responsable!

La experiencia humana, en todos los sentidos, nos presenta oportunidades para crecer, evolucionar y trascender. Espero que estemos de acuerdo en que el ser madrastra es una de esas oportunidades. No es fácil pero tampoco imposible. Determinación y compromiso, dos ingredientes importantes en este proceso.

¿Te das cuenta que en realidad no hay madrastras “buenas” y “malas” sino que hay mujeres – seres humanos – vulnerables, debatiéndose entre el amor y el miedo?

Deja una respuesta