fbpx
Forma de comer

¿La manera como te alimentas habla de tu actitud frente a la vida?

Esta es una reflexión que comparto tomando en cuenta la observación sistemática que he hecho a varias personas que forman parte de mi entorno más cercano. A mi juicio sería interesante investigar un poco más al respecto, te explico por qué. He conseguido relación entre la actitud que observo en las personas y sus hábitos de alimentación y más allá de entender que el resultado de sus elecciones alimentarias inciden directamente en la salud corporal también dejan ver un rasgo de la personalidad y la actitud que tienen ante la vida. ¿Qué quiero decir con esto? lo explico a través de dos breves ejemplos:

1.- PERSONAS QUE SE NIEGAN A PROBAR ALGÚN SABOR DIFERENTE A LO QUE CONOCEN: La negación automática y sostenida a probar algo diferente, bien sea porque la presentación de los alimentos es distinta al acostumbrado, bien porque tiene nuevos ingredientes o bien porque tiene un nuevo olor que indica que existe algo desconocido en ese plato que “no identifico y no se si me va a gustar”, refleja, en la persona, poca posibilidad de adaptarse a cambios, prefieren mantenerse en su zona de confort, lugar que conocen y en el que se sienten seguros. No son personas arriesgadas, son conservadoras, conformistas, tal vez un poco temerosas, y por consiguiente cuando deben enfrentarse a cambios de rutina, de hábitos, o cualquier otro, se resisten, se cohíben, se encierran, pudiendo generar un estado de parálisis o inacción contraproducente para su desarrollo integral.

2.- PERSONAS QUE TENIENDO LA POSIBILIDAD DE ELEGIR ENTRE LOS DIFERENTES GRUPOS DE ALIMENTOS SE INCLINAN SIEMPRE POR LOS DULCES: Los alimentos dulces generan una sensación de bienestar por favorecer la liberación de endorfinas y serotonina que son las llamadas hormonas de la felicidad. Es decir, las personas que prefieren este tipo de alimentos, son aquellas con bajo nivel de autoconocimiento y autoconciencia, es decir, desconocen el control que tienen sobre su vida, tienen dificultades para asumir su responsabilidad en la tarea de hacer frente de manera efectiva a las adversidades que se presentan y es entonces como detrás de este comportamiento pueden esconderse seres con algunos desajustes emocionales como: carencia de afecto, baja autoestima, ansiedad, depresión, por lo que para ellos, consumir este tipo de alimentos puede brindarles esa sensación de placer y bienestar que no consiguen en su día a día.

Como adultos referentes en la vida de nuestros hijos e hijastros es importante estar atentos a las señales que nos pueden indicar que hay algo que hay que prestar mayor atención, revisar más a fondo, para hacer actuar oportunamente y brindarles las herramientas necesarias para que puedan salir adelante de una manera segura y saludable.

Deja un comentario